Logo Congreso

La contaminación y los insectos

En un país no tan imaginario, la población de insectos se está viendo afectada por la creciente contaminación que además también afecta a los humanos.

La contaminación y los insectos.

Samara era una chica muy atenta con los demás, amable, guapa , lista y divertida resumiendo era un gran persona. Todos los días se levantaba como todos los niños y niñas de su clase, se vestía y se iba al colegio, allí se lo pasaba genial, jugaba con sus amigos, estudiaba las asignaturas que le gustaban como lengua y plástica.

Lo que más le gustaba era jugar por la tarde con sus amigos en un parque con las flores, también le gustaba ir al campo o a cualquier sitio para jugar con todo tipos de plantas, pero sus favoritas eran las margaritas y los tulipanes, y como era de esperar su estación favorita del año era la primavera.

Un día jugando en el parque, como todos los días, notó que se encontraba un poco mal, como mareada, pero no le dió mucha importancia ya que creía que no era nada grave. Ese mismo día por la noche notó que se ponía peor y que además de los mareos también tenía nauseas así que decidió decírselo a su madre para que la ayudara. La madre dijo que era raro que tuviera esos síntomas y que la llevaría al médico al día siguiente.

Al día siguiente, ya en el ambulatorio, la doctora le dijo que no sabía qué era lo que le pasaba, pero que últimamente había muchos pacientes con esos síntomas; entonces fue cuando la madre se empezó a preocupar y a ponerse nerviosa ya que no sabía exactamente lo que le pasaba a su hija.

Al cabo de tres días se volvió a marear, a tener nauseas y malestar general, y también le pasaba eso a sus amigos del parque, así que las madres de los afectados fueron al hospital para saber cuál podría ser la causa de aquellos malestares. Y cuando llegaron se dieron cuenta de que el hospital estaba lleno de gente y con los mismos síntomas.

Cuando la doctora habló con las madres les dijo que ya sabía los motivos y era a causa de la contaminación de los coches, las motos, las fábricas. Y que además, todos los insectos, las mariposas, los escarabajos, las moscas,…. todos estaban afectados y que la única cura era dejar de contaminar y que teníamos que ahorrar más energía.

Las madres se comprometieron a rebajar la contaminación, y a no malgastar energía tontamente y que se lo dirían a todos los que conocían para prevenir la muerte por contaminación de más seres vivos.

IES Las Banderas. El Puerto de Santa María (Cádiz)
3º de ESO
Beatriz Gómez Barba

Publicado en Sen categorizar | Deixa un comentario

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *